El anti Black Friday

A estas alturas, ¿quién no está agotado de ver y escuchar un bombardeo infinito de mensajes sobre el dichoso Black Friday?. Desde hace semanas la cantidad de inputs recibidos es ingente y la efectividad de los mismos más que dudosa. ¿Cuántos de ellos recuerdas, cuántos te han movido a cerrar una compra?

Todas las marcas grandes, medianas o pequeñas se han subido al carro del Black Friday pero casi todas lo hacen sin estrategia, sin contenido, sin preguntarse tan siquiera si es rentable en términos económicos hacer una promoción de este tipo. Es equiparable al símil con las redes sociales, las marcas creen que hay que estar en ellas pero sin saber muy bien cómo ni por qué. ¿Cuántas de esta compras impulsivas y compulsivas refuerzan tus valores de marca y sobre todo, qué te aportan a largo plazo?

Afortunadamente han surgido voces críticas con el Black Friday y sus devastadoras consecuencias. Esta práctica comercial supone una fuerte competencia, insostenible para el comercio local frente a su escaso margen de beneficio frente a multinacionales que además perpetua condiciones de precariedad para los empleados. Para fomentar un consumo más responsable, ético y sostenible han aparecido inciativas como el Buy Nothing Day que anima a los consumidores a no comprar en esta fecha.

Entidades sociales y ecologistas también abogan por esta práctica anti Black Friday o plataformas como Pido un Cambio que opta por la defensa del pequeño comercio. Otras como Knowcosters va más allá y denuncia las prácticas abusivas del comercio “low cost” con motivo de esta fecha. 

Organizaciones como Economistas Sin Fronteras y Ecologistas en Acción también llevan a cabo actividades y promulgan los valores del Día Mundial sin compras

Ecoalf, caracterizada por su fabricación sostenible, se ha pronunciado contra las ofertas y consumo masivo del Black Friday.   La plataforma de carsharing Drivy desafía al consumidor a no realizar ninguna compra hoy a cambio de obtener su servicio gratis o con descuentos.

Otras marcas en tono de humor se han marcado una pequeña campaña que crea empatía en el consumidor como es el caso de Putos Modernos con su Puto Black Friday.

Si eres una empresa, plantéate qué te aporta realmente hacer una promoción de Black Friday y en qué te diferencia.  Si eres un consumidor, párate a pensar si realmente necesitas ese producto o si es una mera compra impulsiva.

¡Otro Black Friday es posible!

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s